Buscar
  • Vanguerati 🇪🇸

Cómo cuidar de tu pañuelo de seda Vanguerati



Como bienvenida a nuestro blog, os vamos a enseñar a cuidar de vuestros pañuelos Vanguerati, siguiendo unos sencillos pasos que podréis consultar aquí siempre.


En primer lugar debéis saber que la etiqueta de composición de cada uno de ellos nos indica que no podemos lavarlo ni plancharlo a máxima temperatura. Esto sólo significa que no debemos abusar de ello, pero podemos lavar y planchar nuestro pañuelo cuidadosamente varias veces al año.


¡Empezamos!


Para garantizar un buen lavado, tenemos la posibilidad de lavar nuestro pañuelo tanto a mano como a máquina. En ambos casos utilizaremos agua fría y/o templada.

  • Lavado a mano: Debe utilizarse siempre agua fría o templada. En primer lugar, si tenéis una mancha localizada en vuestro pañuelo, como puede ser una mancha de pintalabios, no os preocupéis. Para quitarla, basta con que apliquéis unas gotas de jabón a la zona y frotéis con la yema de los dedos en círculos para no deformar las fibras de la seda. El resto del pañuelo, que estará sumergido en el balde con agua, sólo debéis lavarlo con el resto del jabón para volver a apreciar el tacto suave inicial que tiene el pañuelo de seda. Eso sí, no lo dejéis en remojo. Esto es muy importante.

  • Lavado a máquina: Si vuestra lavadora dispone del programa de lana utilizaremos éste, ya que es sin duda el más eficaz. Es esencialmente importante añadir un poco de suavizante para que el pañuelo de seda quede suave y tenga el mismo tacto que tenía antes de lavarlo. Tampoco podemos hacer un uso excesivo del mismo ya que podría llegar a dañar el pañuelo de seda hasta el punto de romperlo.

Después de lavarlo, pasaremos al secado; que puede realizarse de dos maneras: o bien lo ponemos en la secadora o lo dejamos secar al aire.

  • Secadora: En caso de utilizar este método de secado, os recomendamos el programa de aire frío. Tened en cuenta que el pañuelo estará seco en unos 5 – 10 minutos.

  • Al aire: Para secar el pañuelo de seda al aire, aconsejamos colgarlo de la barra de la bañera o ducha; la mitad para cada lado durante unos 10 – 15 minutos. A tener en cuenta un par de cosas, jamás colguéis el pañuelo con pinzas, porque las fibras se deformarían de modo irreversible; ni lo colguéis en el exterior para que se seque al sol, ya que éste puede quemar sus colores.

Por último, dejaremos nuestro pañuelo de seda sin arrugas.

  • Planchado: No hay que temer el momento de planchar el pañuelo. Es importante hacerlo a máxima temperatura y con vapor. En el caso que persista alguna arruga tendréis que humedecer el pañuelo con un pulverizador.

Esperamos que estos consejos os ayuden a mantener vuestro pañuelo de seda Vanguerati con la misma calidad del primer día.

43 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

CONTÁCTANOS

 

vanguerati@europe.com

MANTENTE CONECTADO

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco

Vanguerati · Valencia, ESPAÑA 46180. Todos los derechos reservados.